jueves, 23 de abril de 2015

¿Dónde mira esta mujer? La ilusión de la Mirada Fantasma

Navegando como siempre por internet me he encontrado con este interesante artículo sobre percepción visual del gran Antonio Martínez Ron (autor del blog Fogonazos) donde se habla del siguiente juego de ilusión óptica. Se llama "La Mirada Fantasma" ('The Ghostly Gaze') y se llevó el segundo premio a la Mejor Ilusión del año 2008.

Os estaréis preguntando por qué os cuento esto de la ilusión de la Mirada Fantasma (que suena como a "Amenaza Fantasma" pero nada tiene que ver). Pues tiene una explicación muy sencilla y creo que es bastante interesante para nosotros pintores de miniaturas.

Una de las cosas de las que hablo habitualmente en mis clases de pintura es la importancia de la perspectiva del espectador (sujeto) con respecto a la miniatura (objeto). Hay una importante relación entre los tamaños del sujeto y el objeto así como la distancia entre el objeto y la fuente de iluminación con la que el sujeto lo ve y deben ser considerados con cuidado a la hora de pintar. Creo que este ejemplo ilustra perfectamente cómo la misma imagen puede ser completamente diferente si estos parámetros cambian.

En la primera foto podéis ver cómo esta misteriosa mujer y su gemela, con pequeñas sombras modificadas con respecto a la original, os miran fijamente.

Sin embargo, cuando reducimos el tamaño de la foto, parece como si las gemelas ahora se mirasen entre sí.

Podéis comprobarlo vosotros mismos en la página de la ilusión de la Mirada Fantasma donde se explica en detalle (podéis reducir el tamaño de la foto gradualmente para poder ver cómo cambia el efecto paso a paso).

Hay muchas cosas ocurriendo en el cerebro en relación con esta ilusión. Podéis leer más sobre esta ilusión en el artículo en inglés que el autor, Rob Jenkins del Departamento de Psicología de la Universidad de Glasgow. Pero lo que yo quería mostraros es la importancia de la sombra que tiene la mujer en el lateral de los ojos. Con esos ojos de color tan claro que tiene, la sombra se puede distinguir cuando la imagen es grande, pero ya no se distingue tan bien cuando la imagen es pequeña. Una simple sombra que funciona perfectamente en una escala grande, nos lleva a pensar que los ojos están mirando a otro sitio cuando la escala es mucho menor. La imagen sigue siendo la misma, pero las diferencias en tamaño y perspectiva engañan a nuestro cerebro.

¿Cuál es la moraleja de toda esta historia? Para mí este juego nos muestra como no podemos llegar hasta cierto detalle en escalas pequeñas. No se trata del tamaño de las cosas (siempre hay formas de reducir aún más el tamaño de la pincelada). La razón está en que hay cosas que simplemente no funcionan en escalas pequeñas. Es por eso que nunca pintaríamos el iris de una miniatura menor de 54mm. Pero no sólo el iris, ¡otras muchas cosas tampoco!

¿Hasta qué nivel de detalle deberíamos llegar para evitar engañar a nuestros cerebros? Esa es una de las grandezas de la pintura de miniaturas. ¡Prueba y error me temo!

Esta otra foto también sacada del artículo de Antonio Martínez Ron nos muestra que nuestro cerebro sabe perfectamente detectar la posición de los ojos y la dirección en que miran los otros, pero que con un par de trucos somos capaces de engañarlo por completo.

En esta otra ilustración, de Akiyoshi Kitaoka, vemos cómo en la misma imagen, desdoblada a la derecha por completo excepto en los ojos de la chica que se han copiado iguales, una parece mirarnos a nosotros y la otra parece mirar a un lado. Y es que los detalles alrededor de los ojos son determinantes para que nuestro cerebro crea una cosa u otra. ¡Algo que tenemos que dominar por completo si queremos que nuestras miniaturas tengan sentido!

Así que nunca os olvidéis de cambiar vuestra perspectiva. ;)

martes, 21 de abril de 2015

Unboxing Rujo 'Il Maestro' - Tiny Leads

Cuando estuve en Torrent tuve la suerte de poder tener en mis manos a esta pequeña belleza.

¡No había otra opción que hacerme con una copia! Hoy os enseño unas fotos del contenido de la caja en la que Tiny Leads presenta su última novedad en 75mm, Rujo 'Il Maestro'.

La caja de producto de Tiny Leads

Primero nos encontramos una descripción de la figura, en material de gran calidad

Cartas, pegatina y chapa... ¡detalle!

Bajo la espuma protectora nos encontramos a Rujo despiezado

Hay dos opciones para la cabeza, con o sin casco

Opción de casco añadiendo la pieza extra

Vista de todas las piezas incluidas, con dos opciones de cabeza y de brazo izquierdo, con o sin escudo

Pegatina en el lateral de la caja. Con clase.

Firmada y tirada limitada. Solo hay 150

La calidad de la copia es fantástica y la miniatura está pidiendo pintura a gritos. Creo que vale la inversión (70€), gran calidad y exclusividad.

Si queréis saber más, podéis encontrar Tiny Leads en:

http://www.tinyleads.co/

jueves, 16 de abril de 2015

Guardianes de Ellyrion

Esta es la unidad de Guardianes de Ellyrion que pinté en 2014. Son también parte del ejército de Altos Elfos y que será un buen añadido para darle movilidad al grupo.

Están pintados siguiendo el esquema general del ejército, y el tema de las bases es acuático para simular el hecho de que están galopando sobre la playa. Pinchad sobre las fotos si queréis verlas un poco más grandes.

Cómo se hizo: Artículo paso a paso

Link a Putty&Paint: http://www.puttyandpaint.com/projects/7124

Link a coolminiornot: http://www.coolminiornot.com/377800


miércoles, 15 de abril de 2015

Guardianes de Ellyrion Paso a Paso

Este es el artículo completo sobre los Guardianes de Ellyrion, la compilación de todos los 'paso a paso' sobre el proceso de crear la unidad. ¡Que lo disfrutéis!

Lo siguiente en la cola de mi ejército de Altos Elfos es esta bonita unidad de Guardianes de Ellyrion, de nuevo sacados de la maravillosa caja de Warhammer: Isla de Sangre. Serán una interesante adición ya que las miniaturas son muy bonitas y serán los primeros caballos del ejército. Espero no extenderme mucho en el tiempo con este proyecto, pero como estaré con varios al mismo tiempo, ¡nunca se sabe!

Cada guardián de Ellyrian está hecho de tres partes, una por cada lado del caballo, y la cabeza del jinete. La calidad del plástico es impresionante.

Aún así, la escultura tiene pequeños fallos (como es habitual) para que las coladas de plástico sean más sencillas. Un ejemplo es este trozo de plástico que hay entre rienda y cuello del caballo que es un tanto cutre. Afortunadamente se puede quitar de forma más o menos fácil con una cuchilla.

Se trata casi como de esculpir (tallar, principalmente), y el resultado es muy bueno.

Obviamente, como con todos los otros elfos, las escamas de las armaduras son demasiado grandes para mi gusto. He seguido mi proceso tradicional de rellenar las filas entre escamas. Echad un ojo a La Guardia del Mar o a los Maestros de la Espada para más información. Después de eso, como es habitual, he lavado las miniaturas con agua y jabón, las he dejado secar, y después las he pegado de forma temporal a unos corchos. Habréis podido ver con los otros elfos que siempre he tratado de pegar miniatura y base para pintarlo todo junto y ahorrar tiempo. En este caso, las peanas necesitan más trabajo por la idea que tengo (ya hablaremos de ella) y no voy a poder pintarlo todo junto, así que de momento, corchos y blu-tack.

Después de esto, imprimo en negro. Podéis ver en las fotos anteriores que uno de los jinetes ya estaba imprimado en blanco y negro, y que hasta tenía algo de pintura. Eso es porque usé este jinete en una demostración de pintura, pero lo imprimaré a él también.

Después imprimo en blanco por encima. Esto me da una idea general de dónde va a estar situada la luz siguiendo un esquema de iluminación cenital.

La superficie más común en estas miniaturas es el metal plateado (armadura, cascos, placas y escamas). Voy a pintarlos en un color oscuro que servirá como base para las pinturas metálicas, en este caso, Azul Marina Oscuro.

Ahora doy un lavado sobre las escamas con tintas azul y negro. Esto es diferente de lo que he hecho en otras unidades, donde daba un perfilado de sombra después de haber pintado las escamas de metal. Esto creo que me ahorrará bastante tiempo.

Una vez que he hecho esto en las escamas, doy un capa base a todo con Boltgun Metal. En las escamas he sido más cuidadoso dejando que se vean los colores oscuros en los huecos, y que me sirvan como perfilado.

Las luces en las partes metálicas se hacen con Mithril Silver y con Médium Metálico de Vallejo. Fijáos donde se sitúan las luces. Especialmente en las escamas, porque es importante simular los brillos desde una posición fija. Iluminar una línea de escamas más que el resto aumenta el realismo, no es conveniente pintar todo igual.

Daré más sombras en los metales con azules y verdes tal y como hice en el resto de elfos del ejército. Voy a enseñaros el proceso una vez más en una espada del Paladín de los Guardianes de Ellyrion (el que lleva el casco con plumas).

Lo primero es cubrir el metal que no voy a pintar, en este caso, con cinta de enmascarar. Después doy aerógrafo con turquesa en las partes opuestas a donde quiero que vaya el máximo brillo del metal.

Sombras más profundas con Azul Marina Oscuro, con aerógrafo.

Sigo sombreando con un color más oscuro, en este caso con tintas azul y verde mezcladas con el Azul Marina Oscuro.

Una vez satisfecho con este filo de la espada, hago lo mismo con el otro, teniendo en cuenta que los brillos en filos opuestos deberían situarse en sitios opuestos (nos sirve como normal general si no queremos pensar demasiado sobre cómo funcionaría el metal al reflejar la luz).

Una vez esté hecho, lo único que falta por hacer en este metal es quitar las máscaras y después perfilar cuidadosamente todos los detalles de la espada.

Como se puede ver, añado turqueda a todas las telas que irán pintadas en ese color. Haré lo mismo en todos los jinetes, ya que quiero ver primero el aspecto general de color de todo antes de seguir avanzando.

Es hora de conseguir el esquema de color básico en todos los Guardianes.

Siguiendo el mismo esquema de color que he usado en el resto del ejército, voy a usar turquesas, rojos fríos, blancos y metálicos plateados y dorados. En este caso, voy a añadir las partes en rojo.

Ahora las partes marrones, estas servirán como color base para las partes doradas.

Además, este paso también me sirve para pintar en color base las partes que irán en algún tipo de marrón, como el arco.

El esquema de color es bastante simple como de costumbre, y parece que funciona de momento. Obviamente, este esquema ya lo he probado en los otros elfos así que hacer que funcione ha sido trivial hasta este punto. Simplemente me he asegurado de que cada color no esté concentrado en un solo área y así conseguir una composición de color equilibrada.

También voy a oscurecer el gris del caballo en algunas partes y teñirlo ligeramente de Azul Marina Oscuro.

Con los colores básicos en su sitio, voy a empezar a detallar cada parte. Voy a seguir una metodología muy simple que ha demostrado ser muy útil para mí en el pasado. Y es que este método evita mi tendencia a la procrastinación, un gran problema que tengo porque pierdo muchísimo tiempo simplemente mirando la miniatura intentando decidir cuál será la siguiente parte a pintar. Pero ese problema ya no me va a pasar más. Lo que voy a hacer es simplemente empezar a detallar la parte inferior de la figura y a medida que avance, iré subiendo hacia la parte superior. Es REALMENTE simple, lo sé, pero también es REALMENTE efectivo.

Lo primero, la tela que cuelga de la barda del caballo. Creo que sería muy interesante hacer que tenga dos lados, así la parte exterior será azul y la parte interna roja. Además, para así arreglar en cierto modo los tremendos fallos de escultura que tienen por culpa del diseño de plástico para moldes, voy a simular que en vez de una sola pieza de tela tengan dos, una encima de la otra, simplemente usando pintura. Lo haré perfilando el borde del material con dos líneas, de azul y de rojo claro con una línea muy oscura entre medias de los dos. ¡Esculpimos con pintura! ¡Magia!

Lo mismo en el otro lado. Fijáos cómo queda la barda solamente en colores base rojo y azul.

Y la versión definitiva con luces, sombras y perfilados.

¿Queda curioso, no?

Vamos a hacerlo ahora en el resto de los jinetes, creo que es muy interesante ver el antes y el después en cada caso.







Creo que con esto ya es suficiente por ahora. :)

Es hora de empezar a poner pintura en los caballos. Cada uno de ellos va a ser diferente. Por ahora solamente voy a dar unos lavados de los colores base sobre la piel del caballo. Ya que el trabajo de imprimación ya está bastante bien como aproximación a la luz cenital, solamente tengo que cambiar el color dejando que el trabajo de degradado de blanco y negro se vea a través.

Por ejemplo, este caballo sería marrón.

Después de esos primeros lavados, insisto con el color para aumentar la saturación del color. También, las piernas van a ser más oscuras (casi negro) y haré trabajo en la cara del caballo. Básicamente perfilar los ojos y la boca. Como se puede ver, la boca también es más oscura.

Este otro caballo será ocre. Primero, con lavados.

De nuevo, insistiendo en el color para que sea más saturado, pero siempre siguiendo el esquema de luz cenital del trabajo de imprimación.

Este tercer caballo será gris oscuro. Llevará unos lavados de un sutil Azul Marina Oscuro sobre la imprimación. Es difícil distinguirlo ya que es tan tenue que prácticamente parece que no he hecho nada.

Cuando pinto y defino más la cara del caballo, el color se empieza a notar.

Un color muy similar es lo que uso para el caballo del paladín.

Cansado de los colores de los caballos, decido continuar para luego volver sobre ello cuando haya avanzado en el resto. De momento vamos con las partes doradas de las bardas de los caballos y el jinete.

Por ejemplo, vamos a ver uno de los caballos marrones. En estas fotos se pueden ver las partes doradas de las que estoy hablando: bordes de las armaduras de escamas, brazales y hombreras.

En el siguiente paso perfilo y uso metal plateado como luces finales.

Uso este paso también para pintar la ropa azul en los jinetes. Es muy interesante ver fotos del antes...

...y el después.

O en este caso, estos dos dibujos son del antes...

...y estos dos, del después.

Necesito hacer esto en todos los caballos, así que vamos a ver el proceso más en detalle. Primero pongo una capa base de marrón oscuro, Chocolate nos sirve en este caso.

Encima de eso, una capa de marrón más claro. Uniforme Inglés por ejemplo.

Y encima de eso, áreas más claras de amarillo.

Esas partes amarillas llevan ahora pintura metálica dorada.

Iluminada con metal plateado.

Y médium metálico para los puntos de luz más extremos.

Una vez que los bordes dorados están terminados, pinto las placas azules y blancas. Primero, una simple capa base de blanco y azul, con cuidado para no meterme en los huecos.

La clave del efecto de las placas es el perfilado. Finas líneas de blanco prácticamente puro encima de las placas blancas y de azul muy claro (Gris Lobos Espaciales) encima de las azules.

El proceso es muy sencillo pero puede llevarnos bastante tiempo ya que estamos pintando una unidad entera. ¡Tanto trabajo se merece una nueva dosis de nuestros "antes" y "después"!

Antes...

...y ¡después!

Vamos a pasar ahora a las botas. La clave aquí es definir el cuero mediante perfilados y creando textura. Primero, un lavado rápido de marrón sobre todo el zapato, dejando entrever la capa de imprimación debajo.

Una capa más clara con Marrón Bestial.

Punteando, ilumino el color con Uniforme Inglés (Vallejo) y Gris Confederado (Andrea).

Perfilar es esencial en este caso, incluso aunque lo hagamos punteando. Gris Confederado.

Un poco más, añadiendo Nácar al Gris Confederado para aclararlo aún más.

Y un poco más añadiendo blanco puro a la mezcla anterior.

Después pinto los perfilados de sombra, con Azul Marina Oscuro (Vallejo) y algunas tintas (Andrea) para ganar profundidad. Queda todo mucho más definido.

Si el resultado es demasiado blanco, siempre podemos colorearlo más con Tinta Marrón (Andrea) que le dará también un interesante acabado satinado. Además, el blanco puro servirá como luces máximas.

Esto lo haré en todos los jinetes, pero no creo que haga falta enseñarlo en todos y cada uno de ellos...

Vamos a continuar con las polainas. Lo primero, una fina capa de un tono rojo ligeramente azulado sobre la imprimación de blanco y negro.

La imprimación así es muy útil porque nos permite intuir dónde situar luces y sombras, eso es lo que voy a empezar a hacer, con un ligero tono de luz de rojo.

Sigo subiendo la luz añadiendo Gris Lobos.

Las luces finales se hacen añadiendo blanco a la mezcla, que resulta en un tono muy ligero de rosa. También voy a perfilar los bordes de las polainas con este color.

Empiezo con las sombras, añadiendo Azul Marina Oscuro al rojo original.

Una sombra más oscura se hace añadiendo Azul Marina Oscuro y algo de tinta (azul/verde de Andrea) que también uso para perfilar el hueco entre el borde de la polaina y la pierna.

Con el tono de base, suavizo algunas de las transiciones.

Y unos toques finales para limpiarlo todo y añadir contraste en general.

Subiendo a los pantalones, se puede ver cómo la polaina está terminada. Los pantalones los pintaré blancos con rayas azules verdosas. Los pantalones no son una de las mejores partes de estas figuras ya que no por culpa de los moldes no es posible sacar copias con huecos en esta zona. Por ello, la pintura necesita hacer este área más interesante y realista. Para hacerla más interesante, las rayas; para hacerla más realista, una buena iluminación.

Sobre la imprimación en gris, un borrador de las líneas en Azul Marina Oscuro (muy diluido).

Una vez contento con el borrador, pongo una capa más fuerte encima de las rayas.

Entre las rayas añado blanco. Estas rayas son más blancas en la parte superior y más grises en la parte inferior, siguiendo una iluminación cenital.

Para las rayas azules, añadiré unas luces en turquesa.

El hueco entre jinete y caballo podría ser interpretado como pantalón. Voy a sombrearlo como si hubiera un hueco entre medias. ¡Esta es una forma clave de corregir el mal modelado con pintura!

Defino las rayas un poco más añadiendo sombras más fuertes en la parte inferior y refinando los bordes.

Unas veladuras sobre todo el pantalón ayudan a integrar y homogeneizar el conjunto.

¡Ya está! Ahora vamos a hacer todo esto sobre todos los caballos. ¡Me imagino que no hace falta que os repita el proceso una y otra vez! ;)

Vamos a por más detalles de los caballos, por ejemplo, las riendas. En este caso lo voy a hacer muy muy sencillo, primero capa base de algún tipo de marrón, por ejemplo Uniforme inglés.

Y después un fino perfilado de luz por encima para definirlo. Le podía haber dado algún tipo de gradiente o textura, pero esto no es un elemento ni muy importante ni muy visible así que por ahora por lo que así me parece que está bien. Muy simpe, ¿no?

Siguiendo hacia arriba en la figura, vemos el arco. Voy a hacer un efecto madera muy simple. Capa base de un marrón oscuro, Marrón Chocolate en este caso.

Progresivamente voy a dibujar las rayas en la madera, simples y finas, de un marrón claro.

En cada etapa voy a usar un marrón más claro, y cubriré menos de la línea.

No quiero definir las líneas por completo, solamente algunos puntos, como la parte superior, o la parte más cercana a la mano. También, voy a definir los elementos del agarre del arco.

En este último paso, voy a sombrear ligeramente estos elementos y la madera con algunas tintas, azul y marrón. Me dan un bonito acabado satinado que es perfecto para mis propósitos.

Continúo con los elementos dorados en los brazos. Encima de esa capa de marrón, voy a pintar un dorado metálico plano.

Las luces en el dorado las hago con pintura plateada metálica mezclada con el color dorado previo, simplemente siguiendo iluminación cenital.

La armadura en las cabezas de caballo las pintaré como una armadura élfica plateada muy pulida. Primero una capa base simple de un plateado oscuro, en este caso Dark Metal de Scale75.

Voy iluminando progresivamente con pinturas metálicas más claras. Primero, Heavy Metal (Scale75) y después Speed Metal (Scale75).

Los puntos de luz más claros los hago con Alquimia Blanca (Scale75).

Es momento de darle el toque azulado a los metales, sombreando con veladuras de turquesa.

Y un poco más con Azul Marina Oscuro.

Es importante hacer un buen perfilado de los elementos para que todo esté limpio, voy sobre los huecos con tintas oscuras (Verde, Azul).

Otra vista de la cabeza terminada, ¡es difícil fotografiar metales en artículos paso a paso!

La cabeza de otro caballo, ésta pintada con Metálicos de Citadel en lugar de los de Scale75.

Es muy interesante ver la diferencia en pinturas metálicas. Para más información sobre esto, visitad el último artículo que escribí probando los metálicos de Scale75.

Siguiendo hacia arriba en las minis, ahora tenemos los elementos azules que están alrededor del torso y la cara. Los voy a pintar de la misma forma que todas las partes turquesas y azuladas de los elfos.

Voy a probar una forma diferente de hacer las transiciones, por cambiar. Primero marco las áreas de forma simple (Gris Lobos Espaciales por la de arriba, Azul Marina Oscuro en la de abajo).

Entre esas áreas, introduzco tonos medios (básicamente mezclas al 50% de Gris Lobos y Turquesa para la transición superior y otra mezcla al 50% de Azul Marina Oscuro y Turquesa para la transición inferior). Después velo por encima para fundirlo.

El resultado salta a la vista cuando perfilas apropiadamente. Defino de forma muy bestia con Azul Marina Oscuro mezclado con tintas azul y verde.

Las rayas que salen del casco seguirán el mismo esquema de color. Iré de más oscuro a más claro, así que empezaré con una capa de Azul Marina.

Los triángulos de arriba serán blancos.

Los de abajo, turquesa.

Perfilar adecuadamente según la luz cenital hará el resto.

Usaré los colores turquesa y azules de mi paleta para pintar las plumas en los cascos. De nuevo, una capa de Azul Marina Oscuro.

Voy a colocar la luz en el medio de las plumas, así que mi pincelada irá desde fuera hacia dentro, dejando la gota final de pintura donde quiero que vaya el punto de luz. Con esta técnica, aplico capas de turquesa progresivamente para subir la luz. El truco aquí es controlar las pinceladas apropiadamente y el grosor de la capa. Vigilad y controlad la dilución de la pintura (con agua) y la cantidad de mezcla en el pincel.

Si lo hacéis correctamente, debería funcionar con solo una pincelada. Es más limpio y rápido. Si la capa es muy transparente, entonces esperad a que seque y después dad de nuevo el mismo color, como hago en este caso.

Las últimas luces las doy con Gris Lobos Espaciales, de nuevo, en únicas pinceladas, muy importante para consegir una transición limpia y suave.

Voy a hacer algo muy similar en las colas de los caballos. Así es que como quedan sin ningún trabajo de pintura a pincel encima (solamente la imprimación dirigida, sin haberla tocado nada).

Y esta es la pinta que tiene una vez terminada.

Voy a trabajar ahora en las partes doradas. Esta vez, voy a usar los metálicos dorados de Scale75, empezando desde una capa base de un color marrón oscuro, como Marrón Chocolate o similar. Esto vendrá muy bien para dejar hecho el trabajo de los huecos y sombras porque parecerán dorados pero mate, contrastando con el resto de trabajo metálico.

Encima de ese marrón mate, voy a pintar con el dorado más oscuro del set. Como podéis ver, estoy pintando todos los dorados de la figura al mismo tiempo.

Las luces en las partes metálicas doradas las hago con un dorado metálico más claro.

Así es como lucen las partes doradas desde otro ángulo.

Las últimas luces las doy con el dorado más claro del set. Doy algunos puntos de luz simplemente usando Medium Metálico de Vallejo, o White Alchemy si usáis Scale75.

Los dorados desde otros ángulos. Las áreas metálicas son difíciles de mostrar en las fotos.

Es el momento de trabajar en las áreas más oscuras, uso marrones oscuros y también tintas para ganar intensidad. Es importante tener cuidado para no usar demasiada tinta o destruirá el efecto mate de las sombras. Debería mantenerse un poquito satinado, pero no demasiado.

Vista desde el frontal.

Esto sería todo el trabajo para las partes metálicas. Vamos ahora con las pieles de los elfos.

Así es como queda la piel sin pintura encima. Es interesante ver cómo todo el resto ya está pintado, pero las manos y la cara aún no las he tocado. Mucha gente prefiere empezar a pintar la piel antes que nada, yo lo he dejado para el final en esta ocasión.

Tono de piel base general. Es importante el hecho de que el ojo no lo he cubierto por completo. He dejado los huecos directamente en el gris de la capa de imprimación para que sirviera de perfilado.

Primeras luces con el siguiente tono de piel, ligeramente más claro.

En lugar de iluminar más ahora, pinto unas primeras sombras y después vuelvo sobre las luces. El orden realmente no es tan importante, y me ayudará a controlar el nivel de contraste.

Pintar los ojos marca bastante la diferencia. Son un detalle sutil pero extremadamente importante.

Algunos tonos más fuertes y rojos en las partes de sombra para que la cara gane viveza, así como con la pintura de los labios.

Una parte que todavía no he pintado es el abanico de plumas del capitán, que está fuertemente inspirado en los Hussars polacos (solamente inspirado, ya que los polacos tenían dos abanicos de plumas en lugar de uno).

No estaba muy seguro sobre el color a usar, pero me decanté por el rojo ligeramente violeta que he estado usando para los elfos en otras ocasiones, y creo que le va bastante bien, así que simplemente le añadiré algo de profundidad. Primero, un lavado de tinta violeta, para conseguir un púrpura intenso en todos los huecos.

Ahora empiezo a iluminar partes de las plumas con un rojo ligeramente más claro (mezclado con Space Wolves Grey para que quede como un rosa, un rojo desaturado).

Insisto en la iluminación, con más Space Wolves Grey.

Las luces finales las doy con una mezcla con mucho Space Wolves Grey (con todavía un poco del rojo).

Finalmente recupero el color en algunas partes volviendo sobre algunos de los colores claros con el rosa inicial.

Solamente falta pintar la parte metálica que soporta las plumas sobre el casco.

Parece que ya estamos muy cerca del final, veamos una foto rápida de todos los Guardianes de Ellyrion juntos.

Con todo el trabajo de pintura en los jinetes terminado, es hora de ponerlos en sus peanas, que al contrario que en otras ocasiones, no están hechas todavía. Normalmente es preferible tenerlas ya terminadas antes de empezar a pintar, así ahorramos tiempo al no tener que molestarnos en perder el tiempo pintando zonas que no se van a ver. En este caso concreto, no tenía muy claro exactamente como iban a ser las peanas. La idea en un principio era hacer a los jinetes cabalgando en la zona poco profunda de una playa, siguiendo el ambiente marítimo/costero del ejército.

El objetivo, partir de unas aguas tranquilas como base, hacer un oleaje mínimo sobre eso, y finalmente simular salpicaduras y espuma. Todo a base de resinas para hacer agua, nieve artificial y pintura.

Siguiendo este plan, lo primero es hacer unas aguas tranquilas. Así que empiezo dando una base de masilla a las peanas, prácticamente lisas. La idea no es dar una textura, si no al contrario, tapar la textura granulosa de las peanas de juego y tapar el hueco entre ranura de peana y figura.

Una vez seca la masilla, doy una capa de marrón bastante genérico. Este será el suelo que habrá debajo del agua de la orilla.

Ahora voy a dar las capas de resina de agua para similar el lecho acuático. Usaré Water Effects de Vallejo, que es una pasta viscosa que al secar queda transparente. Si la capa es demasiado gorda, es posible que el agua quede un poco blanquecina, por lo que si queremos una capa gruesa, es más conveniente dar varias capas dejándolas secar entre medias. La resina Water Effects Se puede aplicar con una herramienta de modelar y darle forma si nos interesa, al secar queda dura y mantiene la forma.

Tras aplicar una capa y dejar secar, ví que quedaba demasiado marrón, así que pinté ese lecho de resina ya seco con golpes de azul turquesa (algo más verde que el que usé en los elfos) y después puse otra capa de Water Effects encima.

Este proceso se puede repetir muchas veces hasta quedar contento con el grosor de la capa de agua y del color del fondo. Poner diferentes colores en cada capa le da un aspecto realista de colores bajo el agua, donde la luz se refracta de forma distinta todo el rato y produce muchos tonos diferentes (así como brillos y reflejos, que ya nos da el brillo natural de la resina curada).

Después de tener esto preparado, es el momento de trabajar las salpicaduras. Para ello, cogí un montón de restos de resina de agua tintada de turquesa que tenía de cuando hice la base de agua para el dragón.

Esos restos se recortan de diferentes formas, con unas tenazas, para crear pequeños triángulos de resina que usaremos para simular agua salpicando.

Los trocitos de salpicadura van a ser muy pequeños (estamos usando figuras de 28mm) por lo que usaremos unas pinzas finas para poder trabajar cómodamente.

Después localizamos la zona de la base donde habrá una salpicadura, en nuestro caso, donde las patas del caballo acaban de golpear el agua.

Con cuidado, depositamos el trocito de resina y usamos cianocrilato para pegarlo. Será útil tener un bote de pegamento con una boquilla larga, o usar alguna herramienta que nos sirva para poder acceder con precisión sin arriesgarnos a dañar la pintura en los caballos.

Seguimos haciendo lo mismo con el resto de salpicaduras, cogemos trocitos de resina, recortamos y colocamos.

Intentaremos en la manera de lo posible simular de forma realista el golpe de agua. Por ahora no va a quedar demasiado convincente, pero ahora mismo nos bastará con dar con la forma aproximada de la salpicadura.

Cuando todas las salpicaduras están en su sitio, procedemos a dar otra capa de Water Effects por toda la peana, especialmente en la base de las salpicaturas, para rellenar los huecos y unir definitivamente las salpicaduras con el resto del agua.

En las zonas en que, por movimiento del caballo al galopar, las patas se están levantando del agua, tenemos que tener en cuenta que quedará una estela de agua y que la forma del agua será algo distinta que si la pata acabase de golpear. Ahí daremos Water Effects pero modelándolo de tal forma que simulemos el movimiento de agua.

Ya con todos los trozos de resina pegados y el Water Effects para rellear huecos completamente seco, procedemos a hacer la espuma del oleaje y las salpicaduras.

De forma muy sencilla, no tenemos más que puntear con diferentes tonos de blanco en las zonas donde habrá espuma. Intentaremos que los puntos no queden demasiado homogéneos, y que haya más blanco en las zonas donde la espuma sea más intensa.

Solamente con eso ya tendremos un efecto de espuma bastante convincente.

Para darle más realismo, vamos a usar textura. Pondremos polvo de talco o polvo de nieve artificial en las zonas con espuma más intensa. Es un toque adicional de variedad de color y rugosidad que le vendrá muy bien para que parezca agua de verdad.

¡Y con esto hemos acabado! Ahora falta hacer unas fotos finales a ver qué tal han quedado.

Espero que os haya gustado. ¡Hasta la próxima!