jueves, 23 de enero de 2014

La bonita y triste historia detrás de la mini con la nota más alta jamás vista en CMoN

Últimamente veo historias muy emocionantes en nuestro mundillo. Hace unos días os conté la historia de las Tres Minis de Compromiso, una grandiosa historia con final feliz. Esta historia es también muy bonita y emocionante, pero con un final muy triste. :(

Ayer leí este post en Bell of Lost Souls. Como muchos sabéis, este blog es uno de los sitios más importantes sobre noticias de wargames en todo el mundo. Publicaron una entrevista a Victor Hardy, una leyenda de la pintura de miniaturas de fantasía. Los más viejos del lugar le recordarán, seguro. Los más nuevos no tanto, pero si os metéis en CoolMiniOrNot, encontraréis que Victor es el autor de una de las piezas clásicas más conocidas, El Golgotha, la miniatura con la nota más alta de todos los tiempos en CoolMiniOrNot, y que fue motivo de la historia que os voy a contar.

El gran Golgotha, toda una vieja gloria Old School.

Esta historia la contó Victor en su entrevista en BoLS. Este texto está extraído directamente de la entrevista, en la parte en la que habla sobre su vuelta al mundo de la pintura y sobre el Golden Demon de UK en 2004 (hace ya una década de esto):

    [...] Esto, sin embargo, es la mejor parte de la historia del Golden Demon de UK 2004, la que nunca se supo. La gente que conocí fue increíble, y entre los que vinieron recuerdo especialmente a los franceses que fueron los que causaron una mayor impresión en mí. Tuve el placer de pasar el día con: Jeremy Bonamant (Bragon), Bruno Grelier, Allan C, Jacques Alexandre, y David Waeselynck. Todos se habían amontonado en una furgoneta y habían conducido desde Francia, durmiendo en la furgoneta la noche anterior. ¡Estos chicos estaban locos! Iban desde el más adolescente hasta uno ya con sus 40 años de edad, todos hacinados en la furgoneta. Eran tan entusiastas y apasionados sobre las miniaturas que su nivel estaba a años luz. Me pasé el día hablando con ellos sobre pintura y mirando sus minis. Fue impresionante. Tengo mucho respeto por su trabajo. Nunca desde la batalla de Hastings los franceses lo hicieron tan bien en suelo británico. La invasión francesa se ​​extendió a los Golden Demon y Jacques Alexandre se llevó a casa la Slayer Sword.

    Ahora viene la parte más increíble. Bruno Grelier había participado en la misma categoría que mi Golgotha. Cuando vio que Golgotha había sido descalificado, me dio su trofeo y me pidió que por favor me lo quedara. Insistía que el premio era mío porque yo era el que se lo merecía. Ahora, pensad sobre esto. No conocía a Bruno Grelier antes de ese concurso, no le había visto en mi vida. No hablábamos la misma lengua. Me dio una de las cosas más preciosas que un competidor de Golden Demon puede tener (en este caso, el trofeo) a un completo desconocido. Solo alguien que está totalmente enamorado y loco por este hobby podría hacer algo así. Siempre he querido devolverle este gran acto de generosidad. He querido ganar una Slayer Sword y mandársela a él después. Desafortunadamente, no he ganado ninuna desde entonces. Tampoco he vuelto a hablar con Bruno desde ese día. Espero volver a pintar miniaturas, y cuando lo haga, voy a buscar a Bruno Grelier, donde quiera que esté en el mundo, ¡y le voy a dar una Slayer Sword! Algún día.

Claro, mientras leía esta historia, especialmente la frase final, casi lloro. El gran Bruno Grelier falleció el año pasado, y Victor, en el momento de la entrevista, no lo sabía.

Victor, espero que puedas encontrar a Bruno algún día. Donde quiera que esté.

13 comentarios:

Oscar Tranque dijo...

Cosas como estas hacen que aun tenga fe en la humanidad. Gracias por compartir la historia Rafa. ;)

Wolfen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mario G.G. dijo...

Pero la espada UK del 2006 no la gano Moretó¿? corregidme si me equivoco, pero no me cuadra la fecha...

Rafael García Marín dijo...

Es que de hecho la historia es sobre el GD de UK de 2004... hace ya tanto tiempo que el probre Victor ni se acuerda bien de la fecha. Gracias por el apunte Mario!

Toñete dijo...

Que historia más bonita Rafa, gente buena hay en este mundo!!!

Ghazzkull dijo...

Joder...

Vine aquí para reír, no para llorar! D:

hector campus dijo...

Que huevos tenia ese Bruno Grelier.Siempre he pensado que con lo injusta que son aveces las descalifaciones que hace GW en sus golden demon en algunos proyectos muy buenos (muchas veces por temas meramente economiscos con alguna escusa tonta,como el autobus orko de un golden demon español),que alguien hiciera algo como lo de este hombre ,me alegra el dia.

Gracias por publicar la entrada,es bueno recordar como eran los viejos tiempos del hobby.

elinhir dijo...

Una historia muy emotiva.
Sin duda algun hay gente que ve este hobby por encima de premios, fama o popularidad.
Es interesante ver que hay gente asi por el mundo.

paloji dijo...

Ehm...wolfen...esto...perdona?! O_o no termino de entender tu comentario, no sé a santo de qué viene meterme en esta historia a mí, a mi buen amigo Marc, la maldita espada de Barcelona y señalarme con el dedo.

Creo que la historia del post es suficientemente bonita y emotiva como para andarse con otras gilipolleces.

Wolfen dijo...

Tio, que era una broma Paloji, xD

Khalida dijo...

que forma de estropear una entrada tan bonita con comentarios sin sentido.

Wolfen dijo...

Pido disculpas a todos por lo desafortunado de la broma.

No era el lugar ni el momento, y me he equivocado.

Disculpas

Von Drake dijo...

Conocía la figura, pero no la historia que estaba detrás. Creo que la historia engrandece a la figura ya los que participaron en la misma.