miércoles, 9 de febrero de 2011

The Babe Wore Red Paso a Paso

Caperucita Roja de Tale of War siempre me pareció una figura fantástica. El propio creador de la figura me dio la idea para la versión que hice, que es la que os enseño a continuación.
Primero una muestra del despiece.

Y ahora os voy a contar cómo afronto la preparación de una figura de este tipo:

Primero se quitan las rebabas, se pasa lana de acero por la miniatura (puesto que es de metal) para que quede pulida (así la pintura agarrará mejor), después se pega en un soporte para pintar (en este caso una peana pegada a un bote viejo de pintura) y se pone masilla en los huecos que haya. Ahora viene la parte complicada: ¿qué piezas monto ahora y qué dejo para montar después? Pues eso depende de cada uno, yo sigo el criterio siguiente:
  • Si la parte a pegar tapa una zona de la figura que se va a ver mucho y que me va a costar mucho pintar por culpa de esa pieza pegada, entonces me espero y la monto después.
  • Si la pieza tapa una zona que no se va a ver, o que va a ir en un plano de sombra muy marcado, no me preocupo y la pego, porque además me va a ahorrar tiempo.
  • Si la pieza a pegar tiene una unión débil, necesita de un perno o deja hueco al unirse y necesito meter masilla, aunque cumpla alguno de los anteriores no me queda otra que pegarla, no quiero estropear trabajo de pintura metiéndome a usar masillas y taladros cuando la pintura ya está puesta.

Bueno, como véis en este caso he pegado los brazos porque tapan completamente la trasera de la falda con lo que ni me molesto en pintarla, y la mano con la cesta, al ir al vuelo me tapa una zona de la falda que sí se va a ver, y que me va a costar más pintarla con ella puesta. Y como además he comprobado que no necesita perno ni taladro y que además no deja hueco que enmasillar después de la unión, pues lo dejo para pegarla una vez haya pintado la falda. El lobo como véis es como si fuera otra figura y va aparte. Por último, he decidido pegar la mini a una base provisional que he pegado a su vez a un bote viejo de pintura que me hace más fácil agarrar la mini mientras la pinto. Una vez terminada la mini me preocuparé de quitarla de ahí y ponerla en su peana de verdad.

Después la imprimo, con aerógrafo, una mezcla de gris fortaleza de citadel, barniz mate de vallejo para que agarre mejor y se desconche menos, diluida con thinner de tamiya. Luego hay que limpiar bien el aerógrafo porque el barniz deja restos. Como lo normal es no tener un aerógrafo, para imprimación gris os recomiendo Tamiya. A pesar de lo que hice en esta figura, tengo que deciros que la mejor forma de imprimar es con Gris o Blanco de Gunze Sangyo, usando el aerógrafo. Así es como imprimo yo actualmente. Pero cuando pinté esta figura, aún no lo había descubierto.

Ahora es cuando pienso cómo voy a afrontar el pintado. Se me ha ocurrido que para acentuar todavía más el efecto del rojo de la caperucita, la voy a pintar en blanco y negro (escala de grises) manteniendo la capucha y el manto rojo. Además va ir en la nieve, con lo que el rojo va a resaltar todavía más. Así creo un efecto como en la película Sin City. Y de paso, le va a poner nombre a la figura: "The Babe Wore Red".

Así que de momento voy a coger el encarte y voy a quitarle el color para ver cómo quedarían las luces y sombras a grandes rasgos:





Con esto claro, ya me pongo a pintar. Os pongo los primeros pasos:

Pinto de negro las botas, la falda y las correas, simplemente porque su color base va a ser más oscuro que el gris medio. Como véis no he tenido demasiado cuidado pues me he salido en alguna ocasión. No pasa nada, lo retocaré cuando me toque pintar esas zonas. Eso sí, evidentemente cuanto más cuidadosos seais menos trabajo tendréis que hacer de nuevo. Así que decidid cada uno la limpieza que os interesa dar en cada paso.






Ahora he empezado la falda, voy a pintarla estilo colegiala a cuadros escoceses. Me he encontrado esta foto de Kate Moss por la red que me va a servir de inspiración (mucha inspiración de hecho):



Va a ser en tonos grises claros, en la foto que os pongo del pintado, el color parece blanco puro pero es por el contraste con el negro. Aquí la primera aproximación de las líneas.



Después voy perfeccionando y limpiando, cambio las del centro para ponerlas más a la derecha y que el espacio entre ellas sea lo más regular posible.







Ahora toca hacer unos freehands. Tenéis un artículo entero dedicado al freehand en mi sección de Artículos, así que si tenéis alguna duda lo mejor es que lo consultéis.
Lo mejor siempre es dar las luces y las sombras antes de meterse con los freehands. Sin embargo, en esta figura no he seguido mis propias recomendaciones y me he liado a dibujar antes de tiempo. No pasa nada, lo arreglo después a veladuras, aunque me lleve más trabajo:



En esta superficie tan pequeña la verdad es que me las podía haber ahorrado. Fijáos como al meterme a hacer las rayas horizontales, me he cargado el trabajo de luces y sombras:





Ahora me meto con las piernas y las botas.



Las medias las hago dando veladuras de negro desde el gris imprimación, con mucho cuidado y rehaciendo con veladuras de gris de distintos tonos si me paso. Pintar en blanco y negro es un ejercicio muy bueno para practicar veladuras y colocación de las luces, puesto que nos olvidamos del efecto que tiene el color en la figura, solamente nos concentramos en la técnica. Os lo recomiendo.





Después me pongo con el delantal que lleva encima de la falda, todo con veladuras de negros y grises y subiendo con un gris más hacia blanco.



Y luego las correas y las granadas:



El corsé, no necesita más explicación. Como el resto de la figura, subiendo con grises más claros y bajando con grises más oscuros.









Y en detalle:



Aquí lo que faltaba del cuerpo en blanco y negro, la cara y unos toques de madera en el arma.









Completo el arma y doy el rojo de base a la caperucita.





Para la peana, voy a hacer como si estuviera en un bosque nevado con un árbol pelado. Así puedo justificar aun más el blanco y negro, y además es bastante rápido.







Hago el terreno de forma muy simple, poniendo elementos sin mucho criterio:





Lo imprimo a pincel:



Ahora pongo el lobo y la mano que faltaba todo a la vez y así no desperdicio tiempo pintando cosas que no se van a ver:









En este momento pinto el lobo, la cesta y doy algo de sombras a la capucha y el manto.









Para terminar, unos pasos sobre la peana. Empecé con óleos, pero resultaba que el blanco y el negro que tenía, al mezclarlos me daban un gris azulado así que no me valían y he tuve que recurrir a los acrílicos:









Y se acabó el trabajo:










Os dejo las fotos finales buenas en este enlace al post sobre The Babe Wore Red: Fotos Finales


¡Espero que os haya gustado!

1 comentario:

Transmetropolitan dijo...

Joder, pedazo de post.

Una pasada la mini, tanto la mini como la manera de pintarla. Me gustaría a mí tener el talento necesario para hacer esa falda escocesa :P