miércoles, 28 de agosto de 2013

High Elf Dragonlord Paso a Paso

Esta es la compilación final de todos los pasos del proceso que he compartido con vosotros sobre la creación de este High Elf Dragonlord. Más de 300 fotos con detalladas explicaciones sobre cómo hice todo. Así que sentáos, ponéos cómodos y relajáos ¡porque os espera una lectura muy larga!

Tuve la idea de crear el Dragón en diciembre de 2010. En ese momento, yo estaba pintando La Guardia del Mar de los Altos Elfos, por lo que en aquella época estaba en uno de mis puntos álgidos de motivación con mi ejército de Altos Elfos. ¿Os acordáis de él? Echadle un ojo a lo que hay de momento: Antes de empezar, creo que es importante decir que... ME ENCANTAN LOS DRAGONES. El dragón es sin duda alguna el mejor de los monstruos que se han inventado. Sin embargo, Games Workshop no ha lanzado ningún tipo de dragón del que se puedan enorgullecer, la verdad. Desde los dragones de las viejas ediciones de Fantasy, absolutamente infames, uno tras otro fueron lanzaron clones de la misma horrible miniatura. Sin embargo, hace unos años, GW decidió lanzar un nuevo kit de dragón de plástico que podría haber sido su redención. Este dragón de los Altos Elfos es una buena caja, no puedo decir lo contrario, pero tiene los mismos defectos que se pueden encontrar en el 90% de las miniaturas de Games Workshop. Si lo montamos tal cual de la caja tendremos una miniatura normalita, no demasiado molona, pero suficiente para echar una partida. Pero esto para mí obviamente no es suficiente. Así que vamos a intentar sacar algo interesante de este kit.


La primera cosa de la que me di cuenta cuando vi el dragón de plástico, fue que la cabeza no tenía sentido. La mandíbula inferior era considerablemente más pequeña que la superior. Esto le da al dragón una apariencia extraña, y una de las partes más importantes de un dragón es la cabeza, se le puede dar a la criatura toda la fuerza solamente con una buena cabeza. Aun así, la cabeza en esta caja realmente tiene un gran potencial y no necesita demasiado trabajo. Afortunadamente, la matriz de GW viene con dos cabezas, con con armadura y otra sin. Así que cogí la mandíbula inferior de la cabeza con armadura, y la parte superior de la otra.



Esto ya es otra cosa.

Ahora que tengo una cabeza molona con la que empezar, vamos a ver qué puedo sacar del cuerpo del dragón. El torso viene separado en dos piezas, pero esto solo me permite montar una pose rígida y estirada que no me da mucho juego. Así que voy a cortarla en 4 trozos para jugar con la pose un poco más.


Lo mismo pasa con el cuello. Es muy rígido y recto, no me sirve de mucho. Así que, lo mejor que puedo hacer es poner unos alambres y jugar con el cuello, y cuando esté contento con la pose, modelar el cuello de cero. ¡No debería ser muy difícil!


Los alambres te dan mucho juego para trabajar. Los brazos también son horribles. Voy a hacer brazos más largos con los alambres, que voy a poner desde el torso que también tendrá alambres para poder girar el lagarto.


Desde el principio me imaginaba al dragón como si estuviera escalando una roca, en lugar de volando, y que una vez llegase a la cima, estirase el cuello y mostrase sus fauces en actitud amenazadora. Creo que puede ser una pose bastante épica así que tiraré con esa idea de momento. Construí una roca muy simple sobre la que el dragón se apoya. Está hecha a partir de la misma base que viene en la caja del dragón y unos restos de masilla Magic Sculpt que tenía por casa y que iban a caducar pronto.




La verdad es que tiene potencial. Ponemos más piezas para ver como resulta la pose completa, como por ejemplo las alas o el respaldo de la silla. Obviamente, las alas son muy importantes porque son cerca del 70% de la figura, así que de ninguna manera las voy a colocar tal y como vienen en la caja. Sería lamentable...







Sí, me gusta mucho. Me parece que puede quedar muy molón. Estoy bastante convencido con la pose, además ha salido bastante fácil. Antes de continuar, voy a poner masilla en los alambres para fijar la posición y seguir progresando desde ahí.



También añado la pierna derecha de la caja ya que parece que podré usarla tal cual, y pongo algo de alambre para hacer la cola. Creo que puede quedar muy guapo si la cola es larga y se enrolla en la roca, y la verdad es que las colas que vienen en la caja son completamente rectas así que no me sirven. De momento no pondré masilla ahí y lo dejaré para una etapa más tardía ya que no afecta al resto de la figura.





Como parece que queda bien, sigo fijando cosas con masilla. Lo primero, el cuello. Quiero conseguir unas curvas chulas en el cuello para conseguir que todo el cuerpo del lagarto tenga unas formas interesantes. De momento creo que sería muy útil que se pueda poner y quitar, porque seguramente me interese pintarla de forma separada al cuerpo, así que pongo máscara líquida (Maskol) en la unión del torso para que al hacer el cuello, no se quede pegado al resto del cuerpo. Después voy a usar masilla para rellenar el cuello y fijarlo de forma definitiva.



La curva no está mal pero quizá no sea suficiente. Con la ayuda de mi buena amigo Lord_Azoth, llevé el concepto un poco más allá. ¿Por qué no convertir al jinete en la pieza central de la figura, y mostrar al dragón sometido a su legendario poder? La idea sería hacer al jinete tirando de las riendas del dragón de forma que la cabeza del lagarto caería hacia atrás y el cuello se doblaría aún más. Así que procedí a hacer algunas pruebas con el jinete montado.

Antes de seguir, hay que presentar al jinete. Es un legendario Elfo Señor de los Dragones, pero también es un León Blanco de Cracia. El ejército va todo en torno a los Leones Blancos de Cracia así que no tiene mucho sentido meter un dragón, pero a mí me gusta así que no me importa. Lo que hago es meterle marcas típicas de los Leones Blancos de Cracia... la cabeza de león en el hombro, un hacha enorme, ese tipo de cosas. El jinete lo hice a partir de piezas de elfos que tenía en una caja de restos, y las piernas son de los Elfos Oscuros en Gélidos, que sin duda son mucho más apropiadas en este caso.

Estas son unas imágenes de la primera prueba de concepto:







Me encanta el efecto, es como si el dragón estuviera totalmente dominado por el jinete. El principal problema ahora son las riendas. No tiene sentido que esté enganchada al pico del dragón de esa forma, así que tendré que revisar el concepto aun a riesgo de perder un montón de fuerza de la pose.






Así que unas riendas clásicas de dos piezas parecen mucho más interesantes. Como véis, ahora la sensación de fuerza del jinete tirando del dragón es menor. A cambio, gano realismo porque tener las riendas enganchadas a los laterlas de la mandíbula sí que tiene sentido. Seguiré por aquí, ya que pierdo mucho tiempo tratando de encajarlo todo con blu tack solamente para ver qué tal queda toda la composición. Empecemos por hacer el cuello algo definitivo.

Aquí es donde el cuello se junta con el cuerpo. Pongo algo de máscara líquida (Maskol) como siempre para poder modelar encima y asegurarme que la masilla no pega el cuello y el torso (todavía no queremos eso). Realmente lo que quiero es tener el torso y el cuello separados para poder modelar cómodamente.


Así es como se ve la unión en este punto.


Mientras tanto también puedo ponerme a modelar detalles que no son tan vitales en este punto del proyecto. Serán importante más adelante, pero no ahora. Por ejemplo, el hacha, quiero que sea de dos hojas, así que hago el otro lado con masilla. Es cierto que no lo necesito de momento pero me va a ayudar a tener una idea más clara de la composición cada vez que hago pruebas con la pose.


Voy a modelar placas de armadura en el cuello del dragón. Quiero que se parezcan a los que vienen en las matrices de plástico.


Esta es la última foto que hice allá por 2010. El proyecto se paró en este punto, pero se retomó año y medio después. Así que hay un hueco de 18 meses entre esta última foto y las que vienen ahora.

En este punto decido pegar la pierna izquierda al cuerpo. Definitivamente voy a usar esta pieza directamente de la matriz.


Y continúo con el modelado de las placas de armadura del cuello. Es un proceso lento, pero trabajar con Milliput es perfecto para esto porque puedo cortar y tallar las placas una vez que la masilla está dura, y lijar y hacer las aristas más finas y afiladas.


También empezaré con la pierna derecha, un poco de alambre y después masilla para dar los primeros volúmenes, para ver la pinta que tiene. Ahora sí que se empieza a parecer a un lagarto...



Como ya he dicho, han pasado 18 meses así que creo que no estaría mal volver a montar todo el conjunto para ver qué tal queda la figura. No conseguí encontrar la cabeza antigua del jinete así que de momento voy a usar otra de matrices de los elfos (dios qué mala es, de ninguna manera voy a usar una cabeza tan mala, esto es solo para ver qué tal queda el jinete).


Fijáos como la base cada vez es más alta. La idea es que el dragón esté apoyado sobre unas rocas en la cosa, para hacer unos buenos efectos de olas de mar rompiendo como las que hice en Tribute to the Fallen, solo que esta vez serán más grandes y mucho más épicas. ¡Así que vamos arriba con la piedra! Voy a trabajar la peana con masilla DAS.



Aprovecho algunos elementos élficos de las matrices del dragón, lo típico que a todo buen Alto Elfo le gusta ver en sus costas de Ulthuan.


La posición de la roca es clave en este caso, voy a forzar la vista principal de la miniatura, y lo que quiero es capturar la fuerza de la idea. El jinete tirando de las riendas, el dragón abriendo sus fauces, el lagarto trepando la roca, las olas, las alas abiertas sobre todo el marco... necesito girar la piedra un poco para que el cuello del dragón esté en una diagonal a la peana y el jinete junto con el hacha rompa la diagonal en el otro lado, siempre intentando evitar cualquier línea paralela, ya sea con el suelo, la peana o cualquier otro objeto.


Veamos ahora algunas fotos de la pieza hasta ahora. Fijáos que he añadido también los cuernos en los laterales de la cabeza. Las riendas las engancharé al principio de los cuernos.






La masilla DAS puede dar problemas, es barata y muy útil pero se pega muy mal a las superficies así que tengo que sellar los huecos con Milliput, para asegurarme que la base no crea ninguna grieta o se separa de la peana de plástico.


Y ahora algunas fotos más, con la flamante adición de más terreno y la peana de madera. ¡Seguimos avanzando!








Continúo con el trabajo de las placas de armadura del cuello. Puede ser un poco pesado pero se lleva bien. Como digo, esto necesitará después un poco de tallado con cuchilla para dejarlo suave y con los bordes afilados.



Más cambios al aspecto de la composición en general. Algunas personas me aconsejaron que lo mejor sería cambiar uno de los brazos del dragón para que no tenga exactamente la misma posición. Así que lo que voy a hacer es bajar la pierna izquierda cortando la roca un poco y posicionando la mano encima de los restos de roca.



Esto hará que el brazo cambie para que no se parezca exactamente al otro. En cualquier caso, tiene que encajar con el agujero en la roca así que uso algo de máscara líquida y masilla, de nuevo para asegurar que no se une todo y se convierte en una sola pieza.


Es hora de pegar los cuernos a la cabeza. Los posiciono apuntando hacia abajo, adelante y en diagonal para que sean lo menos perpendiculares posibles a la boca. ¡Hay que romper esas diagonales!


Mientras el trabajo en el cuello avanza, quiero unir la unión entre cuello y cabeza porque juega un rol vital en todo el conjunto. Vamos a hacerlo. Voy a hacer que se pueda separar, al menos por ahora, así que de nuevo máscara líquida, Milliput...



Y también necesito las uniones de las piernas a la roca. Éstas tienen que ser también despegables, o si no me moriré pintando después. No voy a pegarlas probablemente hasta el final del proceso de pintura. Esas pelotas de masilla que véis son los excesos de masilla que quedan cuando mezclo y me sobra. La pego ahí para aprovechar todo lo posible, después irá cubierto con más masilla para darle el aspecto final a la roca.



Lo mismo aplica a la pierna derecha, aunque esta la voy a tener que esculpir entera. Hasta que haga eso, voy a usar una pequeña pelota de masilla para fijar la posición del dragón en la roca.


Ahora que tengo la posición del dragón fijada de forma segura, ya puedo probar la pose con más confianza. Además, ¡he encontrado la cabeza antigua! Es genial porque desde luego que voy a usar esta. Probablemente quite la venda de la cara y le esculpa un bonito casco élfico como el que lleva el príncipe de Tribute to the Fallen.



Ahora empezaré a esculpir las manos (o garras, como queráis llamarlas). Lo primero que hago es una primera aproximación a modo de borrador con masilla para tener una idea básica de la pinta que van a tener, y cómo quedará posicionado cada elemento.


Además, esta primera aproximación me va a servir de superficie sobre la que modelaré la versión final.


Voy a usar otra masilla para esto, una mezcla de Milliput y Duro al 50%. La clave aquí es identificar los nudillos y las articulaciones de los dedos porque es ahí donde habrá más volumen. Añadiré algo de masilla ahí y luego suavizo las transiciones simplemente alisando con un pincel de goma plano. Y así los dedos mágicamente comienzan a tomar forma.





Esta parte del modelado es probablemente la que más me gusta. ¡Me encanta esculpir manos! Ahora haré la garra izquierda, con el mismo procedimiento. Primero algunas aplicaciones de masilla a modo de primera aproximación.


Cuando estas se han endurecido (o están lo suficientemente duras como para modelar encima) pongo más aplicaciones de masilla para hacer los nudillos y las articulaciones de los dedos, clave para hacer que empiecen a tener aspecto de manos.


Cuando los nudillos ya están duros y he marcado las uñas con masilla (de nuevo, a modo de borrador al principio para tener una superficie firme sobre la que modelar), ahora ya se empieza a parecer a una mano/garra de verdad.


Perfecciono las uñas un poquito y otros detallitos.


Aprovecho para usar un sobrante de masilla para empezar el trabajo en el pie derecho, primero con una aproximación grosera que servirá de superficie a los dedos.


Y después hago lo mismo que hice con las manos, primero unas pequeñas aplicaciones de masilla para los nudillos (no sé ni nudillos es la palabra adecuada para los pies).


Al mismo tiempo, voy a hacer el torso más grande. Esto cobrará sentido pronto, porque me he empezado a dar cuenta de que el cuello es demasiado fino y largo, y necesito compensar esa sensación.


Más aplicaciones de masilla para hacer la primera aproximación para las uñas del pie.


Y el ensanche final del torso.


El pie no me ha llevado mucho trabajo así que voy a continuar con el resto de la pierna. Más aplicaciones para hacer la armadura inferior de la pierna, y algunas texturas sobre la piel, basicamente escamas de lagarto similares a las que tiene el dragón original. Primeros pasos.


Y más progresos, añadiendo detalles en la armadura de la pierna y completando las escamas.


Pero antes de pasarme a los brazos, voy a empezar algo de trabajo paralelo sobre el jinete. Primero quiero tener la cabeza definitiva ya que es uno de los elementos más importantes. Como digo, voy a usar la cabeza de la venda pero voy a modelar un casco de elfo, y todo esto va a requerir bastante trabajo (al menos muy detallado por el tamaño).

Primer intento sobre la cabeza. Quito las vendas y después modelo las cuencas de los ojos y la frente.


Lo dejo así y después de un tiempo vuelvo con ello y me doy cuenta de que lo he hecho mal. Los ojos están demasiado arriba así que lo vuelvo a empezar.


Así mucho mejor. Modelaré los ojos y el resto del cráneo y después el casco. Pero antes sigamos con el cuerpo del jinete.


Necesito posicionar los brazos finalmente antes de ponerles masilla y hacerlos definitivos, así que uso unos cablecillos y empiezo a moverlos para sacar la posición (con la cabeza fijada con blu-tack para ver qué tal queda).


Voy a probarlo encima del dragón, incluyendo unos alambres temporales a modo de riendas a ver qué tal quedan.


Vale, creo que estoy bastante satisfecho con la pose del jinete. ¡Fijáos en la cabeza del dragón en el brazo izquierdo! De todas formas, es en este momento del trabajo de modelado cuando me voy cuenta de verdad que efectivamente, el cuello del dragón es demasiado largo. Me lo avisó bastante gente pero yo no quise hacerles caso, y creo que ahora es bastante evidente. Así que para arreglarlo, voy a acortar el cuello quitando una longitud de cuello aproximada de dos placas de armadura. En la siguiente foto se ve que ya las he cortado y uso algo de masilla verde para reenganchar el cuello al torso.


En ese espacio de masilla verde voy a modelar de nuevo la placa de armadura para encajar la unión.


Y de nuevo volvemos a reajustar el cuello al torso (¿os acordáis, hace ya unos cuantos pasos?). Uso Maskol para la unión temporal y masilla para hacerla definitiva.


Así es como queda ahora que lo he acortado. Definitivamente creo que queda mucho mejor.




La cabeza podéis ver que vuelve a ser la del elfo, pero eso es porque la otra está todavía en proceso de ser modelada así que de momento usaré esta otra para los estudio de la pose. Además, fijáos en la nueva posición del hacha. Ahora el jinete agarra el arma mucho más cerca de la hoja y el brazo no está estirado si no que lo he doblado. Voy a tener que rehacer el hacha para esta nueva idea.


Empezaré ahora con las escamas de los brazos. Similar a lo que hice en las piernas.


El método es el siguiente: cojo pequeñas bolas de masilla y las coloco encima de la piel.


Cuando tengo unas cuantas encima, uso un pincel de goma para transformar las pelotillas en escamas. Podría hacer el proceso escama por escama pero hacer varias a la vez es mucho más rápido.


¡Me recuerda a los viejos hombres lagarto!


De todas formas las escamas son demasiad similares entre sí, voy a hacer algunas más grandes para que no quede todo tan homogéneo.


Mientras tanto este es uno de los cuernos de la espalda. Uso algo de alambre primero para asegurarme de que no se va a romper y que queda bien firme.


Y ahora es cuando hago las escamas más grandes. Seguramente notéis la diferencia si miráis lo suficientemente bien.


Vamos a ver como quedan con el jinete encima. Fijáos que he empezado el brazo, pero me temo que lo tendré que cambiar ya que no he tenido nada en cuenta de la pose.


Así que vamos a empezar a trabajar en el jinete. Lo primero es coger un viejo casco de los elfos y ponerlo encima de la cabeza, con cuidado para que las dos partes coincidan adecuadamente. He esculpido los laterales inferiores del casco para cubrir los lados de la cara (no de forma muy exacta de momento, solo para ver qué tal quedaría), y después he usado unas alas cortadas sobre papel como primera aproximación.


De momento pinta bien así que voy a seguir con las alas. Voy a usar una lámina de estaño para hacerlas. Usaré la misma forma de papel para recortar la lámina metálica.


Así es como quedaría, recién recortadas.


Al mismo tiempo, voy a cubrir los lados de las piernas con telas. Primero mezclo masilla y la aplano simplemente usando el lateral de un boli o algo similar con agua o algo de aceite solamente para que no se pegue a los dedos o a la superficie.


Los usaré como algún tipo de tela en los laterales. Como primera aproximación, claro.


Sigo haciendo más trocitos planos de masilla.


Pego las alas al casco y completo las telas de las piernas. Así es como queda el jinete encima del dragón.


No está mal, pero de todas formas todavía me queda mucho trabajo por hacer en él. Mientras tanto, he cubierto la cola del dragón con los excesos de masilla que no he estado usando, así que puede que sea el momento de completar esa parte.


Primero esculpo una aproximación de cola completa con masilla verde y milliput.


Y ahora poco a poco, empiezo a dar forma a las escamas encima de este comienzo de cola. La divido en unas pocas secciones para poder concentrarme en cada una antes de que la masilla seque y después pasar a la siguiente. Hice toda la cola mientras veia un partido de fútbol así que el método resultó ser muy productivo.


Ésta es la pinta que tiene la cola casi completamente terminada.


Voy a añadir una terminación al final.


También voy a hacer los cuernos de la parte central del cuello. No son muy grandes así que tampoco necesito usar alambre para hacerlos más duros. Solo con una mezcla de milliput y verde, con más cantidad de masilla verde para que la mezcla sea más dura de lo normal, será suficiente. No usaré la masilla justo al mezclarla, me espero un poco para que endurezca ligeramente y después la uso.


El jinete necesita una buena capa de pelo de león (o de algún tipo de pelo, porque seamos sinceros, este pelo que voy a esculpir no es león, desde luego).


Estoy seguro de que habéis leído cientos de tutoriales sobre como esculpir pelo. Esta técnica es similar a muchas de las cosas que habréis visto. Lo primero, hago una fila de pequeños conos de masilla verde en la parte inferior de la capa.


Con un pincel de goma (el de punta plana de los negros), o simplemente con una lanceta de modelismo como las que vende GW, empiezo a dar forma a los pelos.


¿Recordáis que dije que las telas de los laterales eran muy malas? Realmente lo eran. Así que las estoy haciendo de nuevo, usando las que ya tenía antes como base. Las hago más cortas y después esculpo sobre ellas unas ondas para que parezcan más realistas.



Aquí está el torso y el brazo derecho, bastante avanzado. He añadido la típica garra de león en el hombro, y algo de pelo alrederor. Muy León Blanco, desde luego.


Mientras tanto, hago las cinchas que unen la armadura al cuello del dragón.


Aquí está la parte de detrás de la capa terminada.

El hacha necesita un arreglillo. Con todo el trabajo que he estado llevando a cabo en el jinete, se me ha roto. Así que vamos a rehacerla. Primero, cojo el mango de otro hacha de elfo, y hago un agujero con un taladro para pegarle un alambre, que hará de refuerzo.


Dejo suficiente alambre para que la parte frontal también se una sin problemas (obviamente en esta foto hay demasiado alambre sobrante, pero siempre es mejor tener algo de sobra y después cortarlo, porque una vez que cortas ya no hay vuelta atrás).


Esta es la parte delantera ya unida. Me estoy empezando a dar cuenta de que el hacha es demasiado grande en los filos y con esa pose tan cerca del torso, tiene una pinta un poco rara.


Vamos a ver qué tal va la cosa de momento, con el jinete encima.







En este momento, el tiempo vuela, así que el proceso empieza a ser un poco más caótico que de costumbre y estoy empezando a mezclar pintura y modelado al mismo tiempo. ¿Por qué? Pues porque la pose del jinete no me convence, y mientras sigo arreglando al jinete, puedo empezar a trabajar sobre la peana y el dragón. Así que eso es lo que voy a hacer, enmascaro los lados de la peana para que no se manche al imprimar y no cambie su color negro natural y así no tendré que pintarlo de negro al final.


Voy a imprimarlo todo en blanco. Como siempre, Gunze Sangyo blanco mate usando aerógrafo. Es una pieza bastante grande así que me puede llevar un tiempo completarlo.


Ya dije que no estaba convencido con el jinete, así que mientras imprimo el dragón, voy a romper las diferentes partes que determinan la pose del jinete. Básicamente, el brazo derecho y la unión del torso a las piernas.


Además, imprimar muy fino de primeras es muy importante, porque una vez que la pieza entera está cubierta por el mismo color, se ven claramente todos esos pequeños fallos que no se podían ver de otra manera al modelar y conversionar. En este caso, había un montón de imperfecciones en las uniones de diferentes tipos de masillas y también Milliput de mis dedos que se ha ido depositando lentamente en las áreas planas de la armadura en la parte de atrás del dragón. Usaré una cuchilla para rascarlo bien.


Después de esto, hay que asegurarse de que todo está limpia antes de imprimar definitivamente. Voy a lavar todo con agua y jabón.


Ya deberíais estar familiarizados con esta imagen clásica de los WIP de volomir. ¡Secándose en mi toalla!


Continúo el trabajo en el jinete, básicamente reposicionando todos esos elementos de los que ya hemos hablado, y he quitado la mitad de la hoja del hacha, básicamente porque como dije, era un problema. Creo que ahora tiene mucha mejor pinta.





Sigo sin estar convencido con el jinete de todas formas. Se inclina demasiado hacia delante y no parece estar tirando de las riendas. Tengo que rehacerlo otra vez.





Es hora de imprimar base y dragón.


Una vez imprimado en blanco, voy a dar a la base una capa de negro para que coja mejor los colores marrón oscuro que voy a usar en ella.


El proceso en la base es simple, pero complicado al mismo tiempo. Quiero crear olas de mar rompiendo en la roca, y eso realmente es un efecto ciertamente complicado de conseguir. Con todo y con eso, el proceso debería ser bastante simple. Primero voy a pintar la base con colores de roca y el resto de elementos de la peana. Después voy a usar resina para hacer el agua que irá encima de eso. Los colores en la base no serán un gran problema porque probablemente van a estar cubiertos por agua. Así que, primero una base Marrón Oscuro de Andrea, todo a aerógrafo.


Añado azules y verdes a la mezcla, y también diferentes cantidades de negro para crear las primeras sombras.


Los rojos funcionan bien también.


Y más negros.


Recupero algo de la luz dando aerógrafo con un ocre más claro.


Uso también tintas azul y verde de Andrea en algunas áreas.


Vamos a echar un vistazo a cómo queda el dragón imprimado en blanco encima de la base marrón.



Vamos a ver la pinta que tiene el jinete encima del dragón.





Tiene buena pinta, pero hay algo que falla, no es exactamente lo que estoy buscando. El jinete no parece realmente estar tirando de las riendas. Así que, aunque ya he imprimado el dragón, creo que el jinete todavía necesita unos ajustes. La cabeza del jinete no está fijada al cuerpo así que puedo jugar con ella (lo cual es muy importante porque le dará fuerza y peso a la pose). El brazo izquierdo en todo caso necesitas algunas modificaciones ya que está fijado al cuerpo. Aquí es cuando decido que lo mejor es rehacer el brazo izquierdo por completo.




Y con el alambre del brazo izquiero al aire, puedo ver que el brazo derecho está también un poco mal. Voy a tener que cambiarlo también. Estas cosas pasan.



Pero bueno, tampoco es tan horrible. No debería llevarme mucho trabajo. Aquí está el brazo izquierdo rehecho.


Y así es como luce encima del dragón, con los dos brazos rehechos.


Ahora el jinete parece que tiene más fuerza tirando de las riendas, pero aún así, sigue habiendo algo que falla. Creo que son las piernas, demasiado rígidas. ¡Nadie dijo que esto fuera a ser fácil!


La pierna izquierda se va a doblar ligeramente, de forma que sugerimos que todo el peso de la parte izquierda del jinete está en el brazo izquierdo, el que tira de las riendas, y no en la pierna. La pierna izquierda de hecho está más relajada, así que el jinete básicamente sostiene su peso haciendo fuerza con la pierna derecha y tirado de la rienda con el brazo izquierdo.


Precisamente por esto que acabo de decir, el brazo derecho debería doblarse un poquito, pero no estoy seguro del todo. De momento lo voy a dejar y trabajaré en otra cosa hasta que me decida.

Es el momento de añadir agua a la base. Como sabéis, mi intención es construir un ambiente marino, de la costa, con una gran ola rompiendo contras las rocas justo debajo del dragón. Esta idea creo que le va a dar mucha fuerza a la escena. Lo primero, voy a construir una cavidad donde voy a verter la resina líquida que servirá como base para el mar.


Mezclamos la resina líquida en un recipiente, y añado algo de turquesa en óleo para que la resina adquiera un tono algo azulado.


El primer vertido será el nivel base del mar, pero la ola la añadiremos encima de eso. Para hacerlo primero dejaremos curar parte de la resina en el recipiente hasta el punto en el que podría ser modelada (no muy detallada, más como un boceto, y no es nada sencillo porque la resina así se pega como si fuera chicle) y despues añadirla encima de la base modelándola de forma acorde.


Así es cómo se ve el experimento con el dragón encima.


Con esta primera base de agua, añado más olas a la composición.


Ahora añadiré espuma a las olas que rompen.


Está hecho de plasticard quemado con una dremmel. Al pasar la dremmel con la fresa por encima del borde del plasticard, éste se quema y se derrite y crea pequeñas escorias de plasticard blanco derretido.



Estos trocitos de espuma se añaden a la base y se pegan con superglue, que es transparente y no se distingue del resto de trabajo de agua.





Esta es la pinta que tiene con el dragón de nuevo.



En este punto, me siento y me relajo. Hay que ver la composición desde todos los ángulos. Hay algo que no me cuadra. Después de mucho considerar y pensar, decido que este agua que he hecho es una basura y que debería repetirla. Este tipo de agua y de espuma me habían funcionado en Tribute to the Fallen pero porque la peana era muchísimo más pequeña. Ahora no consigo un efecto decente. No se parece en nada al mar, o a unas olas rompiendo en la costa. Parece más bien un árbol de palomitas. Y el agua no me convence nada. Así que... ¡a destruirlo!


Con la dremmel destruyo el agua de las olas en la base.



¡La resina es muy peligrosa para la salud así que hay que protegerse!



Reconstruiré la base pero esta vez voy a usar otra aproximación. Voy a usar olas hechas con masilla (en este caso Magic Sculpt), y después pondré resina encima. Esto me permitirá modelar las olas de forma más controlada.


Antes de añadir las olas, necesito poner algo de color azul a la masilla blanca.


Y después construiré las paredes de la cavidad que soportarán la resina de nuevo.


Pero espera... ¿en qué estaba yo pensando? Obviamente ahora no tengo que verder resina. Solamente necesitaba usar el water effects... vaya... menudo fallo.

Esta peana por tanto acaba siendo un completo fracaso y fue destruida por el bien supremo. No hay fotos de esto porque fue un momento triste y muy frutante. Pero obviamente no todo fue en vano. El fracaso es importante para aprender. De esta experiencia uno resurge, como un Super Guerrero de DBZ, mejor, más duro y más fuerte.

Vamos a empezar a pintar el Dragón. Esta es la parte inferior del cuerpo. En una primera aproximación pienso que estaría bien pintarlo todo de rojo, básicamente usando Red Gore de Citadel utilizando el aerógrafo.



Las partes superiores las dejaría en blanco para que las luces que ponga encima de ese blanco sean mucho más intensas.


Al final decido que lo que prefiero es que la parte inferior del dragón sea más clarita, igual que muchos lagartos del mundo real. En esta foto además se puede ver lo de las palomitas en el agua. Seguramente ya habréis supuesto que esa versión de la peana que se ve en la foto es la primera, la que tuve que destruir.





El color parece que está bien. Voy a usarlo también en las alas.


Voy a dejar las partes de luz de las alas en un color más claro.


Esta es la pinta que tienen con el dragón. Creo que es demasiado intenso, especialmente porque quiero que el jinete sea el personaje principal, no el dragón. En cualquier caso, volveré a esto después.


Voy a empezar a pintar la cabeza. De la misma forma que el resto del dragón, aerografío en rojo, dejando las partes inferiores en blanco.


Este proyecto es muy grande, no estoy acostumbrado a pintar monstruos. Prefiero empezar a terminar partes y luego volver a ellas para corregir, me encuentro un poco perdido en el proceso. Voy a empezar con el trabajo a pincel de la cabeza. Pinto los ojos y las luces en rojo.




Ok, la cabeza empieza a tener buena pinta. Me gusta bastante. Vamos a parar un momento y volver a la base. Después de todo el estropicio, vamos a tener que crear una nueva. Voy a cortar la parte superior de la vieja base y la usaré en la nueva. Esto me va a evitar tener que hacer las uniones de las garras a la base de nuevo, que es bastante trabajo.


Solamente tengo que preocuparme sobre la altura y la inclinación del dragón relativa al suelo.


Una vez que todo esté correcto, vamos a texturizar la roca usando papel de aluminio, arrugado hasta hacer una bola que luego usaremos como texturizador de la masilla fresca.



Usar tantísimo Magic Sculpt ha incrementado el peso de la figura exponencialmente. Esto va a ser un problema para conseguir pegar la figura a la base, así que voy a hacer un agujero para meter un tornillo y que así todo sea menos problemático.


Voy a volver a pintar el cuerpo ahora. La parte inferior del pecho parece tener truco al principio. Es una superficie completamente plana, así que voy a tener que crear textura usando freehands.


Creo que este patrón es realmente interesante. Qué pena que esta sea la parte inferior y que no va a ser muy visible una vez que el dragón se ajuste a la base.


Pintar la boca es vital para definir todos los volúmenes en la cabeza. Antes de hacer ningún trabajo aquí, voy a usar un color morado como fondo para la parte interna de la boca.


La verdad es que la cabeza queda muy bien con esos perfilados.


El cuello es otra de esas partes con truco. Voy a intentar replicar el patrón usado en el pecho.


Los cuernos son otra de esas partes que son planas y bastante sosas. Voy a experimentar con ellos tratando de separar las partes planas en segmentos con texturas y al mismo tiempo intentaré hacer un gradiente desde un marrón oscuro hasta un color hueso claro.


También la parte baja del cuerno es algo diferente. El patrón en sí mismo se asemeja a una especie de no metálico.


Los dos cuernos completados.


Hago lo mismo para los cuernos en la parte de atrás de la cabeza, y estos son mucho más largos.



El cuello es una parte muy sensible. Está hecho desde cero, así que las placas de armadura es posible que no queden tan finas como cabría desear, especialmente si el objetivo es hacer unos metálicos. Quedarían muy mal en una superficie rugosa. Una vez que ponga la imprimación se verán los defectos mucho más claramente, así que voy a usar esta oportunidad para quitar las partes que están peor, incluso aunque ya tengan pintura encima.


Una vez que esto está arreglado, prefiero imprimarlas en negro. Voy a usar pinturas metálicas, ya que es mucho más fácil empezar de esta manera.


Primeros pasos sobre los metálicos.


Pintar por partes no es bueno para este tipo de trabajo. Voy a pintar metálicos pero no sé realmente cómo va a ser la impresión general de todo una vez que el dragón esté completamente montado.


Una vez que está todo más o menos avanzado, pongo el dragón encima, para ver cómo queda el conjunto.


Ahora que se ve que los colores empiezan a tener sentido en conjunto, puedo ver qué cosas necesitan ajustes. La lengua ahora va a ser un poco más turquesa.


Cuando me canso de una sola superficie, me paso a otro área. Vuelta a la parte inferior y a las texturas de piel.


La placa que estaba imprimada en negro será también metálica, de la misma forma que las placas del cuello.


Ahora me voy a concentrar en la parte superior del cuerpo. No estoy seguro de cómo voy a seguir a partir de aquí así que me voy a centrar en imprimar las escamas en negro primero, para así hacerme una idea de cómo quedarían en un color más oscuro.


No estoy satisfecho con los colores que voy probando así que me voy a quedar con rojo en las escamas también. Esta primera aproximación es con un rojo cálido. También voy a pintar las garras delanteras del dragón.


En esta se ve con las alas puestas pero sin pintar. Empiezo a ver ya el esquema general de color.



Las escamas son demasiado parecidas a la piel. Intentaré una aproximación diferente usando amarillo como punto de partida y luego velando rojo por encima.


Además, quiero que la piel parezca escamosa, así que voy a texturizar con un patrón que se parezca a las escamas de un lagarto. Será mucho trabajo, pero me gusta como queda.


Lo mismo en las piernas.


En esta foto se pueden ver las diferencias de las escamas rojas (izquierda) en comparación con las otras en las que he aclarado el color usando amarillos y morados.


Las placas de metal del cuerpo las haré de la misma forma que las del cuello. Primero imprimación negra.


Pero antes voy a pintar los cuernos del cuerpo.


Y las partes metálicas las haré con tinta verde, tinta azul y azul marina oscuro.


Las correas de cuero las pinto con marrones mezclando blanco o amarillo para las partes superiores.


Ahora compruebo qué tal queda todo con el cuello y la cabeza puestas en su sitio.


Parece que todo cuadra bastante bien.


Lo mismo con las alas puestas.


Empezamos ya por fin con las alas. La textura esculpida en las alas de plástico que viene con el kit original de GW es una auténtica basura, pero no hay manera de luchar contra ello a estas alturas, así que es mejor simplemente pintarlo siguiendo la misma textura. Voy a usar un tono más claro del rojo usado en el dragón.


La parte superior de los segmentos del ala irá en un color más claro, rojo y magenta; las partes inferiores serán más oscuras, usando azul marina oscuro, tinta verde y tinta azul.


Aún así, las alas necesitan más textura siguiente el mismo patrón de la escultura.


Parece fácil pero es un proceso que lleva mucho tiempo. ¡Las alas son realmente grandes!




Después de hacer todas las líneas de la textura a pincel, voy a dar aerógrafo encima con los mismos colores del principio, lo que me permitirá mostrar la textura que hay debajo. Esta es la diferencia entre un ala con la textura terminada (izquierda) y otra que todavía no tiene el trabajo de aerógrafo encima (derecha).


Ahora es el momento de comprobar cómo queda con el resto del dragón.


Parece todo un tanto gris, por lo que sería interesante poner más color. Quizá algo de turquesa en los tonos medios (en las alas que todavía no están completadas).


Aparentemente el turquesa (ala izquierda) es muy interesante. Funciona muy bien con todos los colores del dragón.





Vamos a usarlo un poco más, y así también sugerir algún tipo de efecto de luz en los bordes superiores de las alas, por la parte interior. Creo que queda mucho más interesante.


Haré lo mismo en la parte interior, pero ayudará si pinto el esqueleto de las alas, las escamas y todo eso. Usar puntos de luz incrementará la definición.


Las alas son un proceso muy cansado. Quizá estaría bien empezar a trabajar en el jinete por cambiar un poco.


Es hora de fijar finalmente la posición del jinete, y la cabeza es extremadamente importante.


En este punto me doy cuenta de que la capa de león es bastante mala. Hay demasiado pelo esculpido con mala calidad que va a ser bastante trabajoso de pintar. Creo que lo mejor sería quitar el pelo y hacer una piel de león más realista.


Con la masilla que usaré para esculpir la nueva capa de león, voy a terminar un par de cangrejos en la peana, estos detalles marcan mucho la diferencia.



Y esta es la nueva capa de león. Las garras volando en el aire ayudarán con el movimiento del jinete.

Ha llegado la hora de pintar el jinete. Antes de nada lo que voy a hacer es imprimarlo en blanco. Prefiero este tipo de imprimación porque el jinete debería ser la figura principal, y el blanco como imprimación hará que todo tenga un color mucho más intenso, y eso hará que llame mucho más la atención.


Todo lo que sea metálico llevará una capa base de azul marina oscuro, y también el resto de colores en su sitio para ver el efecto global.



La cara es una de las partes más importantes de toda la escena. Es en lo que me voy a concentrar al principio. Requiere mucha atención y cuidado, necesitamos asegurarnos de mantener la expresión de tensión y eso no va a ser una tarea sencilla. El pintado de los ojos es clave para esto, necesitaremos ojos que estén casi cerrados sin acabar de cerrarlos del todo, y tensos, y esto no será fácil porque están modelados de cero y no será una superficie muy suave ni fácil de pintar.


El casco alado es una parte muy interesante también. Lo pintaré de una manera similar a como lo hice en Tribute to the Fallen.


El diseño intenta imitar colores metálicos usando pinturas mate y con unos brillos finales con brillo y colores de pigmento metálico.


Este es el efecto final.



Primer metal en la armadura. Básicamente se trata de mi forma habitual de pintar metal. El jinete empieza a resaltar.


La silla-trono será también en metálicos, pero dorados esta vez. Uso pinturas de pigmento metálico dorado y morado para la zona acolchada a base de rojos y azules que ya he usado en otras partes del dragón.


El otro lado es muy plano y aburrido. He decidido hacer algún tipo de freehand que le dé algo de gracia, subiendo el púrpura hasta casi blanco en la parte superior y bajando a una especie de escamas de dragón en la parte inferior.


Es hora de trabajar en la base. Es la tercera vez que intento crear el agua, pero esta vez no tengo opción de fallar. Voy a hacer las salpicaduras de la misma forma que las hace el francés Christian Petit, el maestro del agua.


Uso fibras muy finas (que se pueden encontrar entre otras cosas en los hilos de caña de pescar), estiradas y espolvoreadas con resina líquida, que una vez endurecida, crea algo parecido a pequeñas salpicaduras de agua.


Esta es una de esas salpicaduras. Todavía hay fibras que necesito retirar, pero el efecto queda muy interesante.


Antes de empezar a crear la ola de mar, voy a pintar el fondo del mar. Lo primero será imprimar en negro.


Mi amigo Jorge a.k.a. Lord Jasegev (más conocido en nuestros círculos como Tupperware) sabe mucho de olas de mar, así que se hizo unos dibujitos para explicarme cómo funcionan las olas al chocar contra las rocas. Entender esta dinámica me ayudaría a crear una ola mucho mejor y más realista.


Con sus indicaciones, modelé una primera aproximación a la ola. La resina de agua modelada serviría como primera base del conjunto.


Tengo que comprobar que el rizo de la ola es el correcto, es una de las cosas más importantes para que la ola tenga sentido.


Compruebo ambos lados.


El azul en la roca no está ahí porque el agua brille mágicamente. Es residuo del turquesa pintado con aerógrafo antes de poner la ola en su sitio.


Esta es la pinta que tiene todo con el dragón encima.


Creo que el turqueda el mar funciona muy bien con el trabajo de metal y el rojo del dragón. Además, la imprimación negra de la base ayuda a ver los colores mucho mejor.


Las salpicaduras irán pegadas encima de la ola con superglue.


En este punto el tiempo empezaba a agotarse así que no podía pararme a hacer fotos tan a menudo. Completé la ola usando más capas de resina encima para suavizar la diferencia entre las salpicaduras de agua y la ola azul.

¡Estas son las últimas fotos del WIP! Una vez terminada la ola, pegué todo a la base, y dado que el jinete estaba fijado, podía empezar a trabajar en las riendas. Primero lo intenté con una rienda hecha totalmente con cadenas.


Conseguir el punto justo de tensión y agarre no es una tarea sencilla.


Para poner las riendas en su sitio, usé hilos de coser atados a los extremos de la cadena. Así es más fácil de manipular que una cadena normal.


Usar cadena para la rienda completa demostró ser muy complicado, especialmente porque la mano no podría agarrar bien la cadena completa. Decidí añadir una tira de cuero a la parte final de la rienda para darle un aspecto más natural. Usé latón y masilla verde para hacer la parte final de la rienda.


Con la rienda en su sitio, modelé la mano. No fue una tarea sencilla, eso seguro. En este punto me di cuenta de lo difícil y complicado que es pintar todo por partes separadas. ¡El dragón es realmente muy grande!


Esta es la pinta que tiene la ola desde la vista frontal. Aún le falta lijar los bordes de la base y luego imprimarlos en negro.


Así que lo único que falta es la base. Tuve que terminarla justo a tiempo para el concurso, así que no pude hacer fotos del proceso. ¡Pero tengo pruebas de esta pintura de última hora!


Y así termina este artículo Paso a Paso. ¡Eso es todo amigos! Espero que hayáis disfrutado leyéndolo. No os olvidéis de echar un vistazo a las fotos finales en La Galería.

May the dragon be with you all!

19 comentarios:

Wolfen dijo...

Todo juntito, tiene aún incluso una pinta más descomunal...

Qué ganas de verlo en mano!

Aitor Perez dijo...

Gracias por compartir con nosotros tus "PaP" Volomir... la verdad es que con tus trabajos inspiras a mucha gente; incluyéndome a mi, por supuesto!!!

Jams dijo...

Tremendo paso a paso...para colección!! enhorabuena por el curro que te pegas en casa entrada y por el dragón que es fantástico!

Ghazzkull dijo...

Creo que decir 'IMPRESIONANTE' es quedarse muy, muy corto!

Le da mil vueltas al original, y el pintado es también acojonante ^^

José Smith dijo...

Desde luego, estas miniaturas inspiran al hobby como un elemento de fuerza creativa y no solo pintar lo que te viene en la caja y como te viene en ella. Agradecerte también, el esfuerzo realizado para crear el PaP para que los demás podamos aprender poco a poco de los maestros y de su ilusión. Sin más, mil gracias

Albert dijo...

Un trabajo increíble, felicidades. Como han dicho antes es inspirador y muy didáctico para los que que nos gusta pintar. Gracias por el currazo de poner el PAP.

P.D. a ver si algún dia haces clases de pintura por BCN ;)

ElGoblinVolador dijo...

Increible!!
Toda una obra de arte
Me ha encantado esta entrada entera, todo el PaP. Desde el inicio de la mini hasta su resultado final
Y enhorabuena por el premio.
PD: Se agradece ver en el PaP que no todo sale bien a la primera, si no que cometes algún fallo como el resto de los mortales, os hace parecer más humano (yo os tenia a todos vosotros en un panteón de seres con habilidades perfectas para la pintura XD)

Serafin dijo...

Muchas gracias, Rafa.

Así se ve mucho mejor todo el trabajo.

Espero verlo de cerca...

Saludos,
Serafín

KPG Kalpurgis dijo...

Una obra de arte, sin duda. ¡Enhorabuena y gracias por compartir! ;)

Kalpurgis

Morglum Kiebracuellos dijo...

Un trabajo increíble.

Una pregunta Rafa: Las fibras para crear las salpicaduras de agua dónde se pueden adquirir¿?

saludos y gracias

Rafael García Marín dijo...

Gracias Morglum!

Las fibras para las salpicaduras de agua son como una malla que se usa a veces para embalaje. También he oído que es hilo de pescar deshilachado... en realidad sirve cualquier tipo de fibra de ese tipo de la que puedas hacer una malla y después salpicar resina para hacer agua por encima, así se hacen las salpicaduras.

Espero que te sirva!

Josué Estrella dijo...

Muchísimas gracias por el pap. Te quedas con la boca abierta. Increíble la pintura que simula aristas. Una pregunta, que tipo de resina usas para el agua? Muchas gracias

Rafael García Marín dijo...

Hola Josué, gracias por comentar! La resina de agua es de la marca Andrea.

Pronto migraremos todo el contenido a la nueva web volomir.com. Esperamos verte por allí! Un abrazo!

Josué Estrella dijo...

Hola, Rafael. Gracias por contestar. Seguro que si me pasaré por allí. Ya me he pasado de hecho. Sólo una cuestión sobre esa resina de Andrea. Esa resina es la que yo uso, pero esa resina bicomponente es imposible modelar como tu lo haces, o al menos yo no lo he conseguido nunca. Como lo haces? Muchas gracias de antemano y un saludo.

Rafael García Marín dijo...

Se puede modelar solamente en un intervalo muy específico de su proceso de curación. La resina al principio es líquida, pero según va avanzando su reacción química (cuando se mezclan sus dos componentes), se va endureciendo poco a poco, hasta llegar a un punto en el que está en un estado en el que se puede modelar como si fuera una plastilina. En ese punto no durá mucho tiempo, apenas una hora o así (aunque depende de la temperatura ambiente también, a mayor temperatura, la reacción durará menos tiempo). Durante ese tiempo es cuando se le puede dar forma. Pasado ese tiempo, endurece y ya no se puede trabajar.

Josué Estrella dijo...

Joper, mira que la he usado veces y creía que era imposible hacerlo. Muchísimas gracias por la explicación. Estoy deseando experimentaron. De nuevo, muchísimas gracias. In saludo. Os sigo en el nuevo formato.

Rafael García Marín dijo...

Genial, gracias Josué! Nos vemos por allí :)

Jesus Romero dijo...

en 2 palabras IM - PRESIONANTE

ojalá yo supiese modelar así, el trabajo en el cuello y las patas es increíble. Me encanta como ha quedado todo el conjunto. Tengo esta mini montada, imprimada solo sin pintar porque no me animo a terminarla...y es que no me termina de convencer, la postura es bastante fea...pero en la vida soy capaz de modelar partes desde cero y que no quede un tremendo churro...
tendré que ver si puedo hacer algun peque;o cambio sin tener que reconstruir tanto y que quede algo chulo.

Rafael García Marín dijo...

Hola Jesús,
Muchas gracias! Me alegro de que te guste. Es una miniatura complicada de convertir por lo antigua que es y lo rígido de la pose pero se le puede sacar partido como ves. Al final la cosa es no liarse demasiado porque si no es vuelve una locura!
Nos hemos mudado a la web volomir.com. Estamos migrando poco a poco todo el contenido a esta web así que espero verte por allí!
Gracias por comentar!
Un abrazo,
Rafa